jueves, 11 de octubre de 2007

La industria mediática crece, se apoya cada vez más en lo tecnológico y mira a Oriente

El sector de los medios y del entretenimiento no tiene motivos más que para el optimismo.
Su alianza con los adelantos tecnológicos, la popularización de nuevos dispositivos, el cada vez más intenso control de la piratería y la pujanza de mercados emergentes dibujan un panorama muy halagüeño que ha descrito con cifras PricewaterhouseCoopers.
Un dato destaca por encima de todos:
China se destapa. 30/06/2006.
La tecnología digital, liderada por la banda ancha y los móviles, marcará la pauta de la industria del entretenimiento y los medios en todo el mundo en los próximos cinco años.
Tal afirmación sería tachada de obviedad si no fuera porque viene avalada por los datos que aporta PricewaterhouseCoopers en la última edición de su Global Entertainment and Media Outlook.
Este informe analiza las perspectivas del sector en el periodo que va de 2006 a 2010, en el que el crecimiento será del 6,6% anual, lo que se traduce en unos ingresos de 1,8 billones de dólares.
Pero lo más relevante de estos estudios prospectivos no son las grandes cifras, que están sujetas a variables muchas veces incontrolables y cuyos métodos de determinación siempre pueden arrojar dudas, sino las razones que soportan esos cálculos.
Según el responsable de la consultora Wayne Jackson, “virtualmente cada segmento de la industria mediática y del entretenimiento está trasladándose de la distribución física a la distribución digital de contenido”, lo que abre el abanico de oportunidades para las empresas.
A esto se une el crecimiento de los accesos de banda ancha en los hogares.
Según los datos del informe, en 2001 había 30 millones de hogares con esta tecnología, cantidad que creció a 187 millones en 2005. Para 2010 se estima que ya serán 433 millones.
Por otro lado, la popularización de los móviles y la aparición de nuevos dispositivos con prestaciones cada vez más potentes hace que la previsión de crecimiento de este segmento sea estratosférica: de los 1.800 millones de teléfonos que se calcula que había en el mundo en 2005 pasaremos a 2.800 millones en 2020.
A estas espectaculares cifras se une la constatación de que la piratería, aunque sigue siendo una amenaza, ha frenado su crecimiento por la irrupción de sistemas legales alternativos de distribución de contenidos digitales y por una mayor concienciación al respecto tanto de las administraciones como de los propios usuarios.
El colofón al optimismo lo ponen los datos referidos al crecimiento de la publicidad. El informe lo cuantifica en un 6,2%, lo que permitirá pasar de los 385.000 millones de dólares de 2005 a 521.000 en 2010.
El Mundial de fútbol y las próximas olimpiadas de Pekín de 2008 marcan hitos importantes que llevan a predecir momentos más bajos para los anunciantes en los años siguientes. En este panorama Internet presenta las mejores credenciales publicitariamente hablando, ya que se le vaticina un incremento del 18,1% para 2010.
Esto significa que la red concentrará para entonces el 10% del total de la inversión publicitaria. En 2002 no llegó al 3%.El gigante asiático, espoleado por el despertar de China Por regiones, las mejores perspectivas se registran en Asia, algo que en absoluto pillará por sorpresa a los responsables de los grandes grupos mediáticos, que ya llevan años tratando de adentrarse en unos mercados tan prometedores como difíciles de acceder.
La esperada explosión consumista de los gigantes chino e indio hacen que la zona registre la previsión de crecimiento más elevada, con un 9,2% anual, lo que le permitirá llegar en 2010 a 425.000 millones de dólares.
Además, Marcel Fenez, responsable de PricewaterhouseCoopers en la región, cree que China “superará a Japón en 2009 como mayor mercado asiático”.
El principal motor de la industria seguirá siendo el mercado norteamericano, que crecerá un 5,6%, con los videojuegos e Internet como reyes del entretenimiento. Europa se sitúa a continuación con un 6,1% de aumento hasta los 580.000 millones de dólares, con el mayor protagonismo de Rusia y de los países del centro y este del continente, y con la publicidad online, las apuestas y la televisión como bazas principales.
Por su parte, América Latina será la segunda que más crezca tras Asia al registrar un 8,5% anual, lo que la situará en 2010 en 60.0000 millones de dólares. Los sectores clave del crecimiento
El informe identifica las líneas de negocio que serán decisivas en estos años próximos y que se llevarán la parte del león dentro de este crecimiento general: Publicidad en Internet y acceso a la red: la expansión de la banda ancha hará de esta forma de acceso un negocio creciente durante estos años, sobre todo en Estados Unidos, Europa y Canadá.
Esto también favorecerá el desarrollo de formatos publicitarios más sofisticados, lo que permitirá que los ingresos por este concepto aumenten un 18,1% anual.
Videojuegos: la introducción en 2005 de la nueva generación de consolas ha marcado un antes y un después en este mercado. El siguiente paso será la introducción de los dispositivos inalámbricos que permitirán jugar en línea.
Gracias a esto este sector crecerá en todas las regiones y pasará de los 27.000 millones que facturó en 2005 a 46.000 en 2010 (un 11,4% anual). Apuestas online: el incremento será general, pero las expectativas en el mercado asiático son espectaculares.
El informe destaca que la región experimentará el mayor incremento en este mercado gracias a que los nuevos casinos de Macao harán de la zona un centro de juego online de grandes proporciones.
El incremento previsto es del 8,8% anual.
Distribución de TV: será un negocio más rentable en Asia, Europa y América Latina que en EEUU, donde el mercado de las suscripciones domésticas está al borde de la saturación.
El vídeo bajo demanda aumentará en todo el mundo. El crecimiento será del 8,3% anual. Cadenas de TV: las plataformas digitales incluirán nuevos canales y darán cabida a nuevas fórmulas publicitarias, que serán una de las principales vías de ingresos.
El aumento será del 6,6% al año.
Cine: el pronunciado descenso de los ingresos por taquilla se ven compensados cada vez en mayor medida por la facturación procedente de la venta de DVDs.
Los cines digitales en EEUU, Europa y Asia darán un nuevo impulso a este sector, que registrará un incremento del 5,3% hasta 2010.
Música: ha sido y seguirá siendo uno de los factores de mayor impulso del negocio mediático.
La distribución digital y las melodías para móviles coparán la parte del negocio hasta ahora destinada a los formatos físicos.
Gracias a esto el sector experimentará un incremento del 5,2%.
Publicar un comentario en la entrada